#TalDiaComoHoy | Muere JOHN BONHAM, baterista de Led Zeppelin

John Bonham

La atronadora columna vertebral del sonido de Led Zeppelin se silenció cuando John Bonham fue encontrado muerto el 25 de septiembre de 1980, poniendo fin efectivamente a la banda.

El baterista había consumido aproximadamente 40 tragos de vodka el día y la noche anterior en los ensayos de la próxima gira norteamericana de la banda, que se anunció exactamente dos semanas antes y estaba programada para comenzar menos de un mes después.

Acostado justo después de la medianoche en la casa del guitarrista Jimmy Page en la ciudad de Windsor, en el sur de Inglaterra, Bonham sería encontrado sin vida a la tarde siguiente por el ingeniero de sonido Benji LeFevre y el bajista John Paul Jones.

“Fue como, ‘Subamos y miremos a Bonzo, veamos cómo está’”, dijo Jones. “Tratamos de despertarlo… fue terrible. Luego tuve que decirles a los otros dos… tuve que darles la noticia a Jimmy y Robert [Plant]”.

La policía llegó a la residencia de Page, pero descartó cualquier circunstancia sospechosa, solo fue un percance desafortunado. Más tarde, el forense emitiría el veredicto de la investigación de que la muerte fue accidental debido al «consumo de alcohol«.

Decir que la pérdida de Bonham fue monumental lo pone quizás en la mejor terminología. El músico de 32 años había sido una parte integral del sonido de la banda desde el primer día; apenas estaba detrás del equipo manteniendo el ritmo. Escucha el ataque que nos brinda en la canción «Achilles’ Last Stand«, el ritmo casi funk en «Trampled Underfoot» o el alegre estruendo y explosión de «South Bound Suarez«. No todo fue agresivo tampoco; Bonham podría ofrecer fácilmente un toque más ligeros como en la sobria «The Rain Song» o en la magníficamente nostálgica «Down by the Seaside«.

«El performance de John Bonham en el primer álbum y ‘Good Times Bad Times‘, cambia la percusión de la noche a la mañana”, dijo Page en 2015  “Así que eso es en 1968. Y estamos hablando de 1980. Son 12 años desde que el aporte musical de John Bonham fue apreciado por el mundo en todos los sentidos: por el hecho de que cambió la percusión, cambió la percepción de la gente hacia la batería y la musica».

Page luego dijo que la muerte de Bonham fue “una gran pérdida para todos. La música de John Bonham conmovió a todo el mundo”.

El baterista sin duda influyó en legiones de músicos tanto del pasado como del presente, y cualquiera que tomara un enfoque serio para sostener las baquetas buscaba en el hombre a veces llamado «La Bestia» pistas sobre cómo lograr un enfoque rítmico tan complejo y único para el artesanía.

“Él era el maestro del ritmo”, dijo el baterista de Black Sabbath, Bill Ward. “Escribió la biblia sobre la batería de rock. Para aprender la base primaria que llevará a un baterista a la era actual de la batería de rock o metal, uno tiene que escuchar a John Bonham. Él era una institución en sí mismo”.

No fue exactamente sorprendente cuando los miembros sobrevivientes se reunieron con su manager Peter Grant varias semanas después en el Hotel Savoy de Londres, se llegó a una decisión unánime de que Led ya no podía salir en un mundo posterior a Bonham. Una declaración de la banda dijo lo siguiente:

“Deseamos que se sepa, que la pérdida de nuestro querido amigo y el profundo respeto que tenemos por su familia, junto con el profundo sentido de armonía indivisa que sentimos nosotros y nuestro gerente, nos han llevado a decidir que no podíamos continuar. como estabamos.»

“Nunca podría ser lo mismo”, dijo Grant en 1990. “Eran esas cuatro personas, eran Led Zeppelin. La música y la mente -singular- de Led Zeppelin eran esas cuatro personas. Cuando esos cuatro chicos estaban en el escenario… magia total. Se ha demostrado que nunca podría volver a ser lo mismo: esa maldita cosa del Live Aid”.

Grant se refería al desastre que supuso la primera reunión de la banda en el evento benéfico de 1985 celebrado tanto en Londres como en Filadelfia, esta última ciudad de Estados Unidos, donde Page, Plant y Jones se unirían a dos bateristas para suplir la ausencia de Bonham: Phil Collins. y Tony Thompson.

Las actuaciones únicas posteriores incluyeron al hijo de Bonham, Jason, quien tiene conocimiento enciclopédico de la forma de tocar de su padre y el cambio sutil que haría en varias actuaciones de su carrera. La última vez que la banda compartió escenario fue en el O2 Arena en diciembre de 2007 para el concierto tributo a Ahmet Ertegun.

Publicado originalmente en Loudwire.com

4.5/5 - (10 votos)