Conecta con nosotros

Hola, qué estas buscando?

Especiales

THE ALAN PARSONS PROJECT: Eye In Sky y otras historias!

The Alan Parsons Project
Image credit: Arista Records

Toca los primeros compases del álbum de 1982, Eye In The Sky de The Alan Parsons Project ante cualquier persona, en cualquier parte del mundo, y es muy probable que alguien la identifique. Es posible que no sepan el nombre de la canción que están escuchando, pero sentirán que la conocen.

Si repites ese experimento en los EE. UU., la probabilidad es aún mayor. Muchos mencionarán algo relacionado con el baloncesto, debido al uso de la pieza Sirius como la música de los Chicago Bulls en la NBA desde su mejor momento en la década de 1990. Algunos podrían mencionar una de las innumerables pistas de hip hop en las que se muestreó, o la conferencia de trabajo donde la escucharon al presentar al orador principal.

Pero pidele a cualquiera que nombre al artista que coescribió y le dio su nombre, y es posible que no tengan idea. Luego pide que identifiquen a Alan Parsons de entre unas fotos de archivos policiales, y las probabilidades se multiplicarán aún más.

Incluso en Estados Unidos, donde The Alan Parsons Project vendió decenas de millones de álbumes y tuvo varios éxitos en las listas de Billboard, es muy posible que no lo reconozcan si lo ven cruzar la calle.

Eric Woolfson y Alan Parsons, en 1979

«Hay una vieja historia acerca de mí entrando en Tower Records en Sunset Strip en Los Ángeles», le contó Parsons a la revista Prog. «Compré varias copias de mis propios álbumes en el mostrador porque no tenía ninguno para regalar a mis amigos, etc. Saqué una tarjeta de crédito, que claramente tenía las palabras ‘Alan Parsons‘, y aún así el cajero preguntó: ¿Tiene identificación?’

«Así que nunca he sido alguien que reconocible, lo que creo que probablemente sea
una bendición, de verdad».

Mientras hablamos vía telefónica desde los Países Bajos, Parsons y su banda actual se están preparando para un espectáculo en solitario en Nijmegen. Como parte de un puñado de concierto tocando el álbum I, Robot de 1977 , en su totalidad para celebrar su 40 cumpleaños. Pero estamos aquí para hablar de Eye In The Sky , que acaba de ser reeditado para celebrar sus 35 años de existencia.

“Encuentro un poco irónico que esté promocionando una caja de 35 años por teléfono y promocionando otro álbum de 40 años en el escenario”, dijo. Pero hay una razón por la que Eye In The Sky, en lugar de I, Robot, ha sido reeditado como una suntuosa caja . Y ese es el descubrimiento reciente de un verdadero tesoro de cintas antiguas y demos pertenecientes al lugarteniente de Alan Parsons Project, socio musical y compositor en jefe de Parsons, el señor Eric Woolfson, quien falleció en 2009.

“En 2014 encontramos cientos de horas de ideas y demostraciones que mi papá había grabado, muchas de ellas grabadas en un pequeño Sony Walkman, dijo la hija de Eric, Sally Woolfson. “Él escribía y grababa sus ideas en casetes, luego volvía a ellas más tarde”.

Si alguien está haciendo más que el propio Parsons para mantener el perfil global de Alan Parsons Project, es Sally quien, desde principios de la década de 2000, ha utilizado su experiencia en gestión de productos para promover incansablemente el catálogo anterior de la banda.

“Pasé horas audicionando el material”, dice sobre el nuevo archivo, “reduciéndolo a un CD”.

Luego vino la parte difícil: la cocción.

No realmente. Para resucitar viejas cintas antiguas, ya sea de carrete a carrete o de casete, se utilizan hornos especiales para secar los residuos pegajosos que se desarrollan en las cintas viejas durante años de almacenamiento.

“Los devuelve a la vida, a menudo por última vez”, explica Sally. “Extraes la música y ese puede ser el final”.

El fruto de las cintas «40 o 50» se puede escuchar en el tercer CD de la nueva caja de Eye In The Sky , uno de los cuatro discos ubicados en un paquete suntuoso que incluye un libro de tapa dura que profundiza en la creación del disco. (y la versión remasterizada en Blu-ray y HD del álbum con sonido envolvente 5.1 de Parsons) en detalle, versión desplegable en doble vinilo, sencillo promocional de 7 pulgadas, postal y póster.

Contiene piezas como la canción principal en varios estados de desarrollo, y en muchos lugares ofrece destellos de lo que podría haber sido: Children Of The Moon se reduce a sus acordes iniciales en una guitarra de 12 cuerdas en lugar de un sintetizador. Versión que llegó al corte final, luego una lectura de demostración presenta un solo de guitarra diferente.

En otros lugares, los aspectos más destacados incluyen una decoración orquestal alternativa de Psychobabble, y las armonías en capas de los “one-man Beach Boys” de Chris Rainbow en la espectacular balada final del álbum, Old And Wise.

Quizás sorprendentemente, muchas de las florituras de acordes finales ya están presentes, incluso las melodías vocales, las letras y los arreglos están ausentes.

“Así es como papá solía escribir”, dijo Sally. “A veces, simplemente se sentaba durante horas en el sofá en silencio y te preguntabas qué estaba haciendo; de hecho, estaba escribiendo una canción. Literalmente lo escribiría en su cabeza y luego, finalmente, se sentaría al piano y tocaría todo”.

Sin embargo, el descubrimiento de las cintas no fue una gran sorpresa para el excompañero de banda de Eric Woolfson.

«Sabía que era su modus operandi», afirmó Parsons. “Desarrollaba canciones simplemente sentado al piano y cuando me las tocaba ya había pasado por varias etapas de ese proceso”.

De todos modos, realmente no se puede argumentar que cualquiera de esos caminos que no se tomaron durante el proceso creativo habrían sido mejores para un álbum. Eye In The Sky es uno de esos discos que parece imposible de mejorar. O eso te imaginas hasta que te sientas a escuchar la nueva mezcla de sonido envolvente 5.1 que el propio Parsons ha producido a partir de las cintas maestras originales.

La nueva revisión le da a Eye In the Sky una nueva grandeza que te ruega que apagues las luces y te sumerjas.

«El sonido Cuadrafónico había existido 10 años», dijo Parsons, «pero tuvo una muerte bastante miserable, así que realmente no volví a visitar el sonido envolvente hasta finales de los 80, cuando 5.1 se convirtió en un nuevo formato. Pero siempre estuvo ahí en el fondo de mi mente, ¿sonaría bien en cuadrafónico o envolvente? Y fue un verdadero placer sacar las cintas de nuevo y reformatearlas. Muy divertido.

Nunca ha sonado más como un disco hecho para estadios, y mientras los primeros compases de Sirius giran a tu alrededor, comienzas a imaginar una escena de son et lumière en un estadio gigante. Algo que por supuesto, muchos promotores deportivos notaron hace mucho tiempo.

Nunca ha dejado de sorprenderme el uso que se le da a esa melodía, recibimos solicitudes de comerciales, películas y se ha convertido en un himno deportivo. Es simplemente increíble”.

No todos los usos son legítimos. Por ejemplo, durante la campaña para la nominación republicana a la presidencia, Donald Trump usó la pista como su tema de introducción, sin siquiera pedir permiso. Se disparó una carta severa.

“Fue el hecho de que ni siquiera preguntó”, admite Parsons. “Si hubieran hecho una solicitud, podría haber pensado, bueno, es exposición y la gente hablará de eso. Pero Sally, por decir lo menos, no es partidaria de Trump, y puso fin a eso”.

Pero si tales pistas se adaptan tan bien a los grandes estadios, ¿se arrepiente su productor de que Alan Parsons Project nunca haya dado el paso lógico de tocarlas en vivo en tales escenarios?

«Enormemente, sí», dice sin dudarlo. “Si Eric hubiera reconocido que podría haber hecho una contribución como miembro de la banda, entonces podría haber funcionado. Creo que se asumió que yo era el tipo detrás del cristal, así que, por definición, no me aventuré a actuar en vivo.

Y eso es lo que siempre dijimos: éramos una banda de grabación de estudio. También hubo otras limitaciones, como la dificultad de llevar una orquesta con nosotros para recrear gran parte de la música; creo que solo The Moody Blues lo había intentado antes de ese momento. Pero creo que si hubiéramos dado el paso,
podríamos haber sido tan grandes como cualquiera: un acto de estadio”.

Aunque Alan Parsons Project no fuera tan grande en el Reino Unido como al otro lado del Atlántico, no solo fueron influyentes allí. Un fan es Steven Wilson, quien contrató a Alan Parsons como ingeniero y co-productor de su disco en solitario de 2013: The Raven That Refused To Sing.

«Eso fue divertido», dijo Parsons alegremente. “Es una pena que solo haya sido una sola vez, al parecer. Steven es contratado para gran parte del trabajo de producción de sonido envolvente que me gustaría hacer, pero realmente no puedo reprocharle eso. Creo que Steven personifica dónde está el rock prorgesivo en este momento, y lo está llevando adelante, por lo que no es de extrañar que tenga demanda”.

El hombre de 69 años nunca ha confiado en su sonido vintage, como lo demostró cuando invitó a musicos que iban desde el dúo electrónico The Crystal Method hasta John Cleese para su disco en solitario A Valid Path de 2004, influenciado por la música electrónica y dance. Pero su próximo álbum en solitario, en el que comenzó a trabajar en su nuevo estudio casero de Santa Bárbara, promete ser «más progresivo, más al estilo de Alan Parsons Project«.

Alan Parsons Live Project (est. 1999) todavía realiza giras regulares, y mientras hablamos acaba de actuar nuevamente en una arena de 5,000 asientos en Israel, sin duda para disgusto de un hombre. Una vez compartió estudio con el famoso Roger Waters, quien intentó en vano que Alan otros varios artistas por el boicot de Israel a través de un llamamiento público en Facebook. Y, a pesar de que Parsons respondió: «La música no conoce fronteras, y yo tampoco», Waters le rogó al antiguo ingeniero de Pink Floyd que lo reconsiderara. ¿Ha habido alguna comunicación desde entonces?

“No, no hemos hablado. Y no se adelantó para darme una palmada en la muñeca esta vez”, dijó. De hecho, agrego, “he estado apoyando activamente a las organizaciones israelíes que se oponen al boicot”.

¿Y cuándo volverá a tocar en el Reino Unido?

“Me encantaría, solo es cuestión de encontrar un promotor dispuesto a correr el riesgo. Tocamos en Shepherds Bush hace un par de años y salió bien, pero lo creas o no, no se agotaron las entradas. Así que todavía estoy esperando que suene el teléfono”.

¿No saben quién es? Tal vez alguien debería tocarles esa melodía que
tocan en el baloncesto…

Este artículo apareció originalmente en el número 84 de Prog Magazine.

3.8/5 - (6 votos)
Publicidad
Steven Wilson

Especiales

Cuando la banda de rock progresivo, Porcupine Tree se retiró en 2010, el estado de ánimo era bajo. Hoy, mientras continúan su gira Closure/Continuation,...

Publicidad

Te puede interesar

Especiales

Cuando la banda de rock progresivo, Porcupine Tree se retiró en 2010, el estado de ánimo era bajo. Hoy, mientras continúan su gira Closure/Continuation,...

Noticias

Paul McCartney ha compartido una colaboración inédita con Jeff Beck, grabada en 1994 cuando las dos leyendas de la música inglesa estaban trabajando en...

Noticias

El cantante de IRON MAIDEN, Bruce Dickinson, quien llevó a su grupo alrededor del mundo como piloto de su jumbo jet personalizado Ed Force...

Noticias

Sanderson Rasjid, más conocido como el guitarrista fundador de The Yardbirds, Anthony ‘Top’ Topham, ha fallecido a los 75 años de edad. La noticia...

Noticias

Las leyendas del rock progresivo, Yes se han convertido en el último grupo icónico de los 70, que vende su catálogo musical a Warner...

Video

Ace Of Spades podría ser la canción más icónica de esta banda, pero su fuego y fanfarronería no es de ninguna manera la única...

Noticias

El legendario guitarrista Andy Summers de la mítica banda de rock, The Police, acompañado por Joao Barone, baterista de Os Paralamas do Sucesso y...

Especiales

Judas Priest saltó a la palestra a principios de los años 80. Su sexto álbum, British Steel, llevó a la banda al Top 10...