AM I EVIL (Diamond Head): La Historia detrás de la canción!

Diamond Head

El NWOBHM ciertamente generó una buena cantidad de himnos a principios de los años 80: Running Free de Iron Maiden, Wheels Of Steel de Saxon, etc.

Una joya que tiende a pasarse por alto es la poderosa epopeya Am I Evil de Diamond Head. De hecho, algunos creen que es una canción de Metallica, debido a que esa banda la hizo una versión en su EP Creeping Death de 1984 y la ha tocado en vivo regularmente desde entonces.

Según el cofundador y guitarrista de Diamond Head, Brian Tatler, en 1980 le dedicó mucho trabajo y planificación a la creación de lo que se convirtió en un clásico del metal.

“Quería escribir una canción más pesada que Symptom Of The Universe de Black Sabbath, recuerda Tatler. “Entonces, cuando se me ocurrió ese riff, creo que todos dijimos: ‘Eso es bueno. Deberíamos trabajar en eso.

La canción evolucionó durante un período de 18 meses. Parecía que seguíamos añadiendo cosas. Agregamos la sección rápida, y luego se me ocurrió la introducción, que estaba basada en la suite Mars de The Planets [una obra orquestal de Gustav Holst].

Recuerdo que se me ocurrió el final, y lo último que escribí fue la sección del solo de guitarra, donde cambia la tonalidad y el tapping. Creo que lo empezamos alrededor de 1978 y terminamos alrededor de 1980, cuando entramos a grabar el álbum [Lightning To The Nations, 1980]”.

Para igualar los pesados ​​riffs de Tatler, al cantante Sean Harris se le ocurrieron las letras adecuadamente oscuras, que incluían la apertura más extrema de cualquier canción de metal hasta ese momento: «Mi madre era una bruja/Ella fue quemada viva/Pequeña perra ingrata/Por las lágrimas lloré.»

“’Mi madre era una bruja’ fue una gran frase inicial”, afirmó Tatler. “Su madre seguramente se ofendió, aunque probablemente ya lo haya perdonado. No estoy seguro de qué se trataba. Simplemente, funcionó como una canción de rock. Se podría decir que se trata del mal en el hombre: lo bueno y lo malo; el yin y el yang.”

Poco después de completar la canción, el grupo la probó ante una audiencia. Como recuerda Tatler, pasó la prueba de inmediato: “Por lo que recuerdo, siempre le fue bien. Pronto aprendimos que las canciones lentas no funcionaban en vivo; los más rápidos se quedarían en el set. Am I Evil debe haber funcionado muy bien, de lo contrario la hubiéramos descartado”.

Tatler señala que Am I Evil apareció en dos álbumes de estudio diferentes de Diamond Head: “La grabamos para el White Album [también conocido como Lightning To The Nations]. Tuvimos que volver a grabarla para el álbum Living On… Borrowed Time, y se sintió un poco extraño. Pero en el White Album, definitivamente recuerdo haberla escuchado y, una vez que conseguí el solo de guitarra correcto y todas las pisadas que forman el solo de guitarra, simplemente me quedé boquiabierto”.

Tatler también recuerda cómo consiguió su particular sonido de guitarra en Am I Evil:

“Hay un sonido un poco extraño en la guitarra que es un wah-wah: este Morley Power Wah Boost. Se colocó en una posición de corte, ‘nasal’. Supongo que le dio un poco más de sonido ‘malvado’”.

Si bien la canción se convirtió instantáneamente en una de las favoritas entre los fanáticos de Diamond Head, Tatler recuerda el día en que le presentaron la versión de Metallica:

“Estábamos en el estudio, y Sean había conseguido una copia de Creeping Death [de Metallica], el sencillo de 12 pulgadas, con Am I Evil en la cara B. Lo escuchamos y pensamos: ‘Es más pesado y más compacto’, pero no pensamos que fuera mejor que nuestra versión. Porque, por supuesto, estamos orgullosos de nuestra propia grabación.

No teníamos idea de que Metallica se iba a convertir en la banda más grande del mundo. En esta etapa, en 1984, estaban en Music For Nations, y no parecía que tuvieran el potencial para conquistar el mundo. Conocíamos a Lars [Ulrich, batería], y sabíamos lo ambicioso que era, pero no creo que ninguno de nosotros tuviera idea de que iban a tomar ese estilo de metal y llevarlo a las masas de la forma en que lo hicieron.

Estoy agradecido de que lo hayan hecho, porque no sé qué haría sin las regalías del compositor de esas cuatro canciones [Diamond Head] que han versionado [Am I Evil, Helpless, The Prince e It’s Electric]. La imitación es la forma más sincera de adulación, por lo que, por supuesto, nos sentimos halagados de que nos versionaron. Aunque podrían haber versionado a Witchfinder General, ¿no? [risas]”

Tal como declaró Tatler a Classic Rock en 2019, “Este álbum [Garage Inc.] salió en 1998 y vendió más de cinco millones de copias. Contiene cuatro canciones de Diamond Head, y las regalías han cambiado mucho mi vida. Compré una casa con mi esposa y el flujo constante de regalías significa que ya no tengo que trabajar”.

Habiéndose separado a mediados de los 80, Diamond Head se reunió esporádicamente a lo largo de los 90, antes de que Tatler continuara sin Harris. Hasta el día de hoy Am I Evil permanece en el set-list, y en 2020 la volvieron a grabar. O, como ellos dicen, la canción fue «reimaginada, regrabada y renacida».

“Cada vez que la tocamos en vivo, ese riff parece despertar algo en la audiencia, y siempre sale ganador”, confesó Tatler. “Simplemente, no puedes fallar si disparas en ese riff. La multitud responde debidamente. Es bastante fácil de tocar también. Casi parece que, si te gusta el rock, es uno de los primeros riffs que puedes aprender. Y eso me gusta bastante, no es algo ingenioso ni complicado. Es como Smoke On The Water: un riff agradable, simple y pesado que puedes tararear y recordar”.

Tal vez como era de esperar, Tatler está de acuerdo en que Am I Evil se encuentra entre las mejores canciones de Diamond Head:

“Diría que es uno de los mejores, sí. Tenía todos los ingredientes: un buen riff, un buen estribillo, fue rápido, hay un gran solo de guitarra, tenía buena dinámica. Canciones como esa son difíciles de escribir. No sé cómo hicimos algunas de esas canciones. No obedecen las reglas de composición; hicimos lo que sentimos, en lugar de seguir reglas como verso-puente-estribillo.

Había una ingenuidad en nuestras primeras canciones. Como dije, siempre funciona. Nunca pondrás esa canción y dirás: ‘Es una mierda’”.

Escrito por Greg Prato originalmente para la revista Classic Rock.

4.5/5 - (10 votos)