#TalDiaComoHoy | NIRVANA cambió el panorama musical

Nirvana

¿Recuerdas dónde estabas la primera vez que escuchaste Nirvana?

Hay algunos del Noroeste del Pacífico que pueden afirmar que ese momento llegó antes de 1991, pero para la mayoría esa instancia especial llegó cerca del 24 de septiembre de 1991, el día en el que Nirvana lanzó su álbum Nevermind y comenzó a cambiar el panorama de la música, como la mayoría la conocía. Pero antes de ese fatídico día, había que sentar las bases.

Si bien Beach de Nirvana llegó en el verano de 1989, no puso exactamente a la banda en el mapa musical desde el principio. Era solo uno de los álbumes de rock agresivos y desafinados de Sub Pop en ese momento, pero Kurt Cobain anhelaba algo diferente.

Inspirado por la dinámica ruidosa y silenciosa de sus favoritos del rock universitario, los Pixies, y sintiéndose un poco más confiado en dejarse llevar por sus influencias pop, Cobain y sus compañeros de banda comenzaron a trabajar en nueva música.

Una canción llamada “Sliver” fue lanzada por Sub Pop en 1990 y resultó ser un tema clave en la evolución de la Nirvana. Cobain recordó: “[Fue] como una declaración de intenciones en cierto modo. Tuve que escribir una canción pop y lanzarla en un sencillo para preparar a la gente para el siguiente disco. Quería escribir más canciones como esa”.

La banda buscó a un productor llamado Butch Vig, que había trabajado con una banda llamada Killdozer. Vig, quien luego formaría la banda Garbage, se reunió con Nirvana en abril de 1990 en sus Smart Studios en Madison, Wisconsin, donde comenzaron a trabajar en nueva música. Pistas como «Breed«, «Stay Away«, «Lithium» y «Polly» surgieron durante este período, pero las tensiones en la banda llegaron a un punto crítico cuando Cobain forzó su voz mientras cantaba «Lithium» y una discusión sobre el estilo de batería de Planning. condujo a una bifurcación de caminos.

La producción se detuvo por un período y cuando finalmente se reconectaron con Vig, la banda había agregado al ex Scream, Dave Grohl en la batería. Según Novoselic, habían compartido escenario con la ex banda de Grohl y les gustó lo que Grohl demostró. Cuando Scream se separó, el baterista contactó a Krist Novoselic y el momento fue perfecto. “Todo encajó en su lugar”, afirmó el bajista.

Usando las sesiones como una demostración para fichar con un nuevo sello, la banda salió de Sub Pop y encontró un nuevo hogar y más respaldo en el sello DGC de Geffen. Con un presupuesto de $65,000, el grupo decidió grabar el álbum en Sound City Studios en Van Nuys, California.

Para conseguir dinero para la gasolina, solo para el viaje, la banda tocó un concierto en el que interpretaron la canción «Smells Like Teen Spirit» por primera vez. Aunque Nevermind terminaría siendo un álbum clásico, la banda en realidad pasó un tiempo mínimo en el estudio. Hacían dos o tres tomas con los instrumentos de cada pista y si no estaban a la altura, pasaban a otra canción.

En cuanto al contenido de las letras, algunas de ellas se juntaron en el último minuto. Grohl comentó que Cobain le dijo: «La música es lo primero y las letras son lo segundo». Como tal, la banda se centró más en las melodías, con las letras en el momento difíciles de entender. Vig comentó en su momento: «Aunque no podías decir sobre qué estaba cantando, sabías que era tan intenso como el infierno».

Charles R. Cross declaró en su biografía de Heavier Than Heaven Cobain que el cantante sacó inspiración en los problemas en su relación con su novia Tobi Vail. “En los cuatro meses posteriores a su ruptura, Kurt escribiría media docena de sus canciones más memorables, todas ellas sobre Tobi Vail, confesó Cross. Temas como «Drain You«, «Lounge Act» e incluso «Lithium«, que se escribió antes de Vail, pero luego se cambió para incluir una referencia, todos hacían referencia a la relación hasta cierto punto.

Cobain le dijo al medio Musician: «Algunas letras hablan de experiencias muy personales, tales como romper con novias y tener malas relaciones, sentir ese vacío de muerte que siente la persona, muy sola, enferma».

Como se dijo, Nevermind llegó el 24 de septiembre de 1991, precedido unas semanas por el sencillo «Smells Like Teen Spirit». Casi instantáneamente, la canción se convirtió en un éxito y algunos de los compañeros de la banda en Seattle comenzaron a recibir un trato más justo en la radio. En un año, gran parte del hair metal y el hard rock que hasta ese entonces dominaban las ondas de radio fueron eliminadas gradualmente, a favor del estilo «grunge» que se asociaba con Nirvana.

“Habíamos estado practicando durante unos tres meses. Estábamos esperando para firmar con DGC, Dave Grohl y yo vivíamos en Olympia, y Krist Novoselic vivía en Tacoma”, recordó Cobain a Rolling Stone. “Conducíamos hasta Tacoma todas las noches para practicar, tratando de escribir canciones. Estaba tratando de escribir la última canción pop. Básicamente, estaba tratando de robar a los Pixies.

Tengo que admitirlo [sonríe]. Cuando escuché a los Pixies por primera vez, me conecté tanto con esa banda que debería haber estado tocando con ellos, o al menos en una banda de versiones de Pixies. Usamos su sentido de la dinámica, siendo suave y silencioso y luego fuerte y fuerte. ‘Teen Spirit‘ era un riff tan cliché. Estaba tan cerca de un riff de Boston o ‘Louie, Louie’. Cuando se me ocurrió la parte de la guitarra, Krist me miró y dijo: ‘Eso es tan ridículo’. Hice que la banda la tocara durante hora y media”.

En cuanto a ese título, provino de la vocalista de Bikini Kill, Kathleen Hanna, quien había pintado con aerosol «Kurt Smells Like Teen Spirt» en su pared. El comentario se hizo en referencia a que Cobain olía al desodorante de su novia.

El video de la canción dirigido por Samuel Bayer se reprodujo inicialmente a altas horas de la noche en MTV, pero se volvió tan popular que finalmente tuvo una gran rotación durante el día.

Y por supuesto, el éxito de la canción afectó las ventas del álbum. Nevermind llegó a un modesto puesto 144 en la lista de álbumes Billboard 200 en septiembre de 1991. En noviembre, el disco había entrado en el Top 40 por primera vez y finalmente alcanzó el puesto 1 en enero de 1992.

Nevermind fue certificado Oro y Platino por la RIAA en noviembre de 1991. Hablando sobre la popularidad de la canción y la gran fama que siguió, Cobain diría: “Fue tan rápido y explosivo. No sabía cómo lidiar con eso. Si hubiera un curso de Rock Star 101, me hubiera gustado tomarlo. Podría haberme ayudado».

Si bien «Smells Like Teen Spirit» se hizo muy popular, los sencillos posteriores de la banda también funcionaron bastante bien. Lanzado en marzo de 1992, «Come As You Are» subió al No. 3 Mainstream Rock y al No. 3 Alternative. Cobain describió la pista como contradictoria y agregó: «[Se trata] de personas y de cómo esperan que actúes».

«Lithium» siguió en julio de 1992 y también se convirtió en un gran favorito de MTV, además de tener un buen desempeño en la radio. La canción trata sobre un hombre que recurrió a la religión en medio de pensamientos suicidas. Cobain declaró que si bien la narrativa era ficticia, «infundí algunas de mis experiencias personales, como romper con novias y tener malas relaciones».

En cuanto a “In Bloom”, el cuarto sencillo del álbum, fue escrito para personas ajenas a la comunidad musical de la banda que no entendieron su mensaje. Novoselic le dijo a Guitar World, “[Eso] originalmente sonaba como una canción de Bad Brains. Entonces Kurt la convirtió en una canción pop”.

Otros temas destacados del disco incluyeron «Polly«, la única canción del álbum que incluía partes de la percusión de Channing, la malhumorada «Something in the Way», «Drain You», «Breed» y «On a Plain».

Durante los siguientes dos años, Nirvana pasó de ser una banda que buscaba evolucionar su sonido y conseguir una pequeña base de fans, a convertirse en el actor más grande del mundo con todos los ojos puestos en el grupo. Cuando se le preguntó qué quería para el futuro, Cobain le dijo a Rolling Stone antes de su álbum In Utero: “Solo espero no volverme tan feliz que me vuelva aburrido. Creo que siempre seré lo suficientemente neurótico como para hacer algo raro”.

Como ya sabemos, Cobain nunca se volvió aburrido, pero su genio duró poco, ya que se quitaría la vida en 1994. Pero el legado de la banda se consolidó. Para 1999, Nevermind fue certificado con el estatus de Diamante por 10 millones de unidades vendidas, y Nirvana ingresaría al Salón de la Fama del Rock and Roll en 2014, gracias en gran parte al éxito de Nevermind.

Publicado originalmente por Loudwire.com

4.3/5 - (11 votos)